El arbol de la vida

22:38:00

Bueno, esta pelicula ya muchos la verian sin embargo quiero dejar por acá
 este pequeño dialogo de ella que me llamo la atención,
 el momento en que se da este es en una conversación de padre a hijo.
Y si todavia no la ves pues hay te queda el dato.
Este dialogo pertenece a la pelicula El arbol de la vida 

http://www.elalmanaque.com/semanasanta/image4.jpg




"Se necesita una voluntad feroz
para salir adelante.
Si eres bueno, se aprovechan de ti.
Los ejecutivos más exitosos,
¿sabes cómo llegaron a serlo?
Flotaron por el centro del río.

Que nadie te diga
que no puedes hacer algo.
No hagas lo que yo hice. Prométemelo.
Soñé con ser un gran músico.
Me distraje.
Mientras que te quedas esperando
a que algo ocurra, se te pasó.
Se te pasó la vida. La viviste?

Job imaginó que construiría su nido
en las alturas,que la integridad de
su conducta lo protegería contra la desgracia.
Y sus amigos creyeron,
equivocadamente que el Señor solamente
había podido haberlo castigado
porque había hecho algo malo en secreto.
Pero no.
La desgracia también
les ocurre a los buenos.
No podemos protegernos contra ella.
No podemos proteger a nuestros hijos.
No podemos decirnos:
"Aunque yo no sea feliz
me aseguraré de que ellos lo sean".

Vamos con el viento en popa.
Creemos que nos empujará
para siempre.
No será así.
Nos desvanecemos como una nube.
Nos marchitamos
como la hierba de otoño y,
como un árbol,nos arrancan de raíz.

¿Hay algún fraude
en el orden del universo?
¿No hay nada imperecedero
nada que no fallezca?

No podemos quedarnos donde estamos.
Tenemos que seguir adelante.
Tenemos que hallar aquello
superior a la fortuna o al destino.
Solamente eso puede traernos paz.

¿El cuerpo del sabio o del justo
está exento del dolor del desasosiego,
de la deformidad que podría arrasar su belleza,
de la debilidad que podría destruir su salud?
¿Confían en Dios?
También Job tenía un lazo estrecho
con el Señor.

¿Sus amigos y sus hijos
son su estabilidad?
En el mundo entero no hay un escondite
donde los problemas no te alcancen.
Nadie sabe cuándo visitará su casa
la aflicción, así como le pasó a Job.

En el instante que todo
le fue arrebatado a Job
supo que había sido el Señor
quien se lo había arrebatado.
Dejó de buscar las recompensas
materiales fugaces de la vida.
Buscó lo eterno.

¿Él que ve la mano de Dios
solamente nota que Él da?
¿O él que ve la mano de Dios...
...también no ve que Él quita?"

You Might Also Like

0 comentarios

Followers

Recibenos en tu correo

Subscribe